Fútbuc

futbuc

Este artículo no va a tratar de nada relativo a Supply Chain Management; mejor dicho, Gestión de la Cadena de Suministro. Voy a romper el espíritu de mis escritos por una vez. Es la excepción que confirma la regla. Porque ya no cabe en mí tanto enfado acumulado por la vergüenza ajena que me produce la lectura de bastantes artículos. Necesito expulsarlo.

Escribir un mensaje lleva mucho más tiempo y esfuerzo que transmitirlo oralmente. Ha sido, desde siempre, una tarea costosa Por eso, la escritura había quedado relegada a círculos limitados y a ámbitos en donde era imprescindible.

Las tecnologías de la comunicación ya permiten que los mensajes lleguen a cualquier persona, lugar y hora. Muchos hemos aprovechado esta ventaja para redactar nuestros pensamientos y mostrarlos al mundo. Escribir vuelve a estar de moda. No es fácil, ni siquiera para los literatos que, a menudo, revisan sus textos hasta encontrar formas de expresión que les convenzan.

El autor es dueño del mensaje, las palabras y el estilo; él sitúa los límites con absoluta libertad. Hay otras partes que completan el mensaje. Están sujetas a reglas y permiten que cualquiera pueda leer y comprender fácilmente lo escrito. Me refiero a la ortografía, la puntuación y la redacción, que dejan mucho que desear en muchos discursos que leo.

Las faltas de ortografía son el pan nuestro de cada día, sobre todo si no prevemos que vamos a perder el sentido porque una prenda que nos cubre por completo (sobretodo) va a aparecer en el texto.

horror

¿Alguien ha visto signos de interrogación en esta frase?. ¡Es una pregunta estúpida!. Cierto, pero los signos que preceden a la frase ya indican la forma de leerla. Los que los obvian provocan que el lector pierda el tiempo y se esfuerce en interpretar lo que quieren decir. Está claro que estamos en época de recortes…para algunos.

¿Quieres presumir de pertenecer a un club selecto?. No hay nada mejor que introducir jerga en tu discurso para que se note. Por favor, que no sea en español, no vaya a ser que lo entienda quien no debe. Dudo que sea porque esta lengua no tiene equivalente para el concepto de la palabra extranjera empleada.

Hay gente a la que las frases largas le subyugan. Intentan imitar los escritos de los profesionales del Derecho y encadenan frases sin fin. Mi mente se bloquea al leer una retahíla de palabras sin una triste coma entre ellas. No distingo el final de una frase y el comienzo de la siguiente, porque no hay nada que las separe. Me quedaría sin respiración si las leyera en voz alta.

Estos ejemplos se ven cada día entre quienes se lanzan a escribir artículos u opinan sobre ellos. Creen que lo importante solo es el fondo. Son personas de lo más diverso: periodistas, humanistas, directores de empresa, ingenieros, titulados de todo tipo, etc. Nadie se salva de no escribir correctamente, empezando por mí. No valen excusas.

Los que escribimos para el público en general salimos a escena. Nos exponemos a críticas y halagos. Presentar algo escrito correctamente nunca causa una mala impresión entre los lectores. No hace falta deslumbrar como si fuéramos literatos. Que las críticas no nos vengan por no saber escribir correctamente, sino por el fondo de lo escrito.

No voy a entrar en las causas por las que no escribimos bien; es materia de políticos y leyes de educación. Sin embargo, me resulta inconcebible que personas con un nivel formativo superior a la media, supuestamente, no sepan escribir. Este problema viene de antiguo. Otrora era un deporte individual practicado en la clandestinidad, en círculos reducidos. Se le conocía como dar patadas al diccionario. Hoy en día se ha masificado. Su práctica ha calado en niveles más altos de la sociedad. Un deporte tan extendido no podía tener un nombre tan largo. Ya se le conoce por fútbuc, derivado del inglés footbook.

¡No hay valor para fundar una Federación Española de Fútbuc, leñe!.

P.S. Si deseas mejorar tu ortografía y redacción, en estos enlaces encontrarás ayuda muy útil:

Anuncios

Acerca de Juan Carlos Viela

Ingeniero Industrial, con más de 30 años de experiencia, la mayoría en operadores logísticos. Profesional independiente, artesano de la logística, que combina consultoría y formación práctica a profesionales de todos los niveles.
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Varios y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Fútbuc

  1. José Manuel dijo:

    …si tanto Fútbuc, no puede ser bueno, amigo Sancho.

  2. Javier Cánovas dijo:

    Excelente artículo, aunque también debo aclarar que es un error poner punto después de los signos de interrogación y exclamación. ¡Felicidades por el blog, Juan Carlos!
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s