En el término medio está la virtud

filosofo

El problema de la localización de almacenes es un clásico en la literatura empresarial. Por supuesto que, para resolverlo, es necesario un área geográfica cuya demanda atender desde un almacén.

La respuesta intuitiva a la cuestión es que el almacén se situará lo más próximo a todos los puntos de demanda.

Una solución es encontrar un punto de un plano del que cuelgan distintos pesos, que simbolizan la demanda y, al tirar de él, el plano se mantenga horizontal. Es el centro de gravedad. La idea ilustra teóricamente el concepto y permite calcular el punto buscado.

Imagine que ese plano es transparente y lo superpone a un mapa de carreteras. Se puede encontrar con demandas nacidas en medio de un bosque o en un pantano, por señalar algo bucólico. Ahora, traslade las demandas a puntos donde podría haberla y calcule el nuevo centro de gravedad. Seguramente que cae en un paraje sin acceso por carretera, donde nadie se va a instalar, a no ser que la magnitud del almacén lo justifique. Será mejor, pues, dejar el cálculo del centro de gravedad para los ingenieros.

Le invito a encontrar la solución al problema mirándolo del revés. Sitúese en un punto cualquiera del mapa de carreteras en donde, razonablemente, estaría el almacén. Mida la distancia que hay a cada uno de los puntos con demanda. A continuación multiplique la demanda de cada punto por la distancia al supuesto almacén. Sume todos los productos y obtendrá un índice que representa la distancia total recorrida por la mercancía. Utilice el producto toneladas x kilómetros para que el índice no tome valores astronómicos. La manera de saber si se ha encontrado la localización es repetir el procedimiento para otro punto próximo. Si el valor del índice recién obtenido es menor que el anterior, el último punto podría ser el emplazamiento ideal para el almacén. La carretera por la que transita le llevará al punto en donde el índice toma el mínimo valor de todos los posibles, es decir, a la ubicación buscada. Resulta más largo y tedioso que hallar el centro de gravedad, pero merece la pena el esfuerzo en aras a una solución de más calidad.

Hay quien afirma que la situación ideal de un almacén es donde se minimiza el coste de transporte hasta los demandantes; tiene que ver con la distancia recorrida, pero no es lo mismo. Y tiene razón. Encontrarla implica conocer el mínimo coste total de transporte de la demanda real desde un punto cualquiera. Este trabajito también lleva su tiempo, puesto que requiere simular costes desde cada punto probado. Además, los costes dependen de quién efectúe el transporte, en caso de ser por cuenta ajena. Para no complicar más el asunto, será mejor operar con los valores medios obtenidos de varios proveedores. Sin duda, el resultado obtenido es el que mayor confianza da.

Buscar la ubicación de un almacén por el método del centro de gravedad es un ejercicio teórico con el que poner de manifiesto un concepto de máxima proximidad a los puntos de entrega.

Lo más próximo a la realidad sería simular costes de transporte para encontrar el punto desde donde se hacen mínimos, lo que precisa conocer costes de varios proveedores desde todos los orígenes posibles. El tiempo de obtención de datos retrasa la solución, cuya búsqueda en un tiempo razonable solo es planteable con un algoritmo programado en un ordenador.

El índice toneladas x kilómetros se aproxima a la realidad, aunque no es tan preciso como la simulación del coste de transporte. Para ponerlo en práctica solo se requiere conocer la demanda total de un punto y las distancias entre todos los posibles orígenes y destinos de la mercancía. Se puede encontrar el valor deseado con ayuda de una hoja de cálculo y en no mucho tiempo. Tiene el inconveniente de que ignora el coste de transporte……pero se puede superar de una manera muy sencilla con un nuevo índice: la suma de documentos x kilómetros.

Representa la distancia que los documentos de entrega recorren con el transportista. A primera vista, no tiene mucho que ver con lo buscado, pero sí. En realidad, detrás de este índice está implícito el coste de transporte, que depende del tamaño de la carga y de la distancia a la que se lleva.

Este ejemplo lo pone de manifiesto. Imagine que tiene que transportar en un periodo de tiempo, de una vez, 10t de un producto, desde el punto A al B, separados 100km. El índice txkm vale 1000. Si B pide la misma cantidad de mercancía en 10 veces, el índice txkm sigue valiendo 1000. Está claro que el coste de transporte será mayor cuando la mercancía se transporta en 10 viajes. Sin embargo, el índice no varía con el tamaño de la carga transportada.

El índice docxkm para la primera situación vale 100; para la segunda 1000. De aquí se puede interpretar, también, que un sumando del índice es la distancia recorrida por el vehículo en el hipotético caso de solo lleve una carga en cada viaje al punto de destino. Es mejor esta interpretación, pues los documentos en papel se están extinguiendo.

Por tanto, el índice docxkm tiene las ventajas del txkm e incorpora el concepto del coste de transporte. No hay que complicarse la vida estimando costes de transporte; serán los que sean de acuerdo con la realidad. En el término medio, pues, está la virtud.

Este índice también se puede aplicar en la ubicación de almacenes en ciertos modelos de redes logísticas. Los almacenes se sitúan en los puntos en los que el indicador toma el mínimo valor para toda la mercancía transportada de las fábricas a los clientes. Es la suma de varios índices docxkm parciales, correspondientes a envíos:

  • directos de fábricas a clientes
  • de fábricas a almacenes
  • entre almacenes
  • de almacenes a plataformas de transbordo
  • directos de almacenes a clientes
  • de plataformas de transbordo a clientes
Anuncios

Acerca de Juan Carlos Viela

Ingeniero Industrial, con más de 30 años de experiencia, la mayoría en operadores logísticos. Profesional independiente, artesano de la logística, que combina consultoría y formación práctica a profesionales de todos los niveles.
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Almacenes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s