Correos, una invitación al frenesí.

Hoy, al abrir el buzón de mi domicilio, me encuentro con un par de sobres con sendas tarjetas navideñas de felicitación. Realmente no había echado en falta ninguna. Los amigos hablamos en estas fechas y nos deseamos lo de costumbre. Para mi es más que suficiente, pero no para un par de ellos. No contentos con haber charlado, envían su tarjeta el 21 de diciembre.

Cualquiera de las tarjetas podría quedar inscrita en el libro Guinness de los Records. Trece días naturales de tiempo de entrega (7 hábiles) han bastado para cubrir los 80 km que ha tenido que recorrer una de las tarjetas. La otra supera esta marca; el mismo tiempo para 15 km.

No sé qué ha podido pasar. ¿Las habrán transportado sendos caracoles? ¿o, tal vez, los esforzados carteros de la foto? ¡Vaya Vd. a saber cómo han llegado!

Hay ciertas cosas que éste que escribe no logra comprender. Los cerca de mil libros que ha enviado por correo han tardado una media de dos días en llegar a su destino (tampoco hacía falta menos tiempo) incluyendo las islas. El tráfico de cartas y documentos no para de caer por culpa de Internet. Las amenazas de huelga se han quedado en eso y, además, hay convocada la provisión de plazas para este año recién comenzado.

¿Por qué, entonces, ocurre esto?

Tal vez los Sres. Alí Babá y Bezos tengan la respuesta. Es comprensible que la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos quiera compensar su caída de actividad con nuevos negocios.  Al fin y a la postre,  los contribuyentes tapamos el agujero que deja cada año. Pero estos caballeros protestan sonoramente y penalizan al correo si no les presta un buen servicio. Así que sobra decir dónde se pone el foco de las prioridades, más aún, si el protestante es un sufrido e invisible ciudadano.

Anuncios

Acerca de Juan Carlos Viela

Ingeniero Industrial, con más de 30 años de experiencia, la mayoría en operadores logísticos. Profesional independiente, artesano de la logística, que combina consultoría y formación práctica a profesionales de todos los niveles.
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Transporte y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.